Silves

La pintoresca ciudad de Silves se extiende desde la sierra hasta el mar, por lo que la conforman diferentes paisajes.

Está incluida en el distrito de Faro.

Sus paisajes, postales de tierras que producen deliciosas naranjas, te lleva al otro Algarve, al de rincones rurales y naturaleza que va más allá de playas hermosas.

Qué ver en Silves

Silves ha sido  poblada desde la prehistoria. Ocupada por fenicios, griegos, romanos, visigodos y conquistado por los musulmanes en el siglo VIII. Los vestigios arqueológicos de estas épocas pasadas pueden ser vistos en el Museu Municipal de Arqueologia de Silves.

Castillo de Silves

Castillo de Silves

Castillo de Silves

El Castillo de Silves es uno de los monumentos más visitados de todo Algarve.

Se encuentra dominando el Río Arade desde lo alto de una colina, y es el mejor ejemplar de la arquitectura militar islámica de todo Portugal.

Se encuentra muy bien conservado y desde sus almenas podrás disfrutar de maravillosas vistas.

 

Catedral de Silves

Catedral de Silves

Catedral Sé de Silves

El edificio más destacado de la arquitectura gótica en Algarve.

El atrio interior de la iglesia tiene varias tumbas, que incluyen la del rey Juan II  (D. João II) enterrado en este lugar e 1495 aunque sus restos fueron trasladados al Monasterio de Batalha cuatro años más tarde.

Está ubicada junto al castillo, en pleno centro de Silves. Puedes recorrer toda la zona a pie.

Feria Medieval

Playa de  Armação de Pera

Playa de Armação de Pera

Es especialmente animado durante la Feria Medieval de Silves en el verano, cuando la ciudad  reconstruye el esplendor de su época medieval y el casco antiguo se llena de malabaristas, personas vestidas con trajes de época y  en la calle venden platos típicos y artesanía.

Playas

A Silves le pertenecen dos playas: Armação de Pêra y Praia Grande.

Comentarios y recomendaciones

comentarios